Liber Gomorrhianus

18 Noviembre, 2014 – Espiritualidad digital

Esta casa ya no es una ruina

zaqueo   – ¿Qué es salvarse? – Salvarse es que Jesús entra en tu casa, y, después, tu entras en la casa de Jesús. Así de sencillo: como dos amigos que se quieren.

   Zaqueo, baja en seguida, porque hoy tengo que alojarme en tu casa. Zaqueo le abrió las puertas de par en par. Sabía a lo que se arriesgaba, como sabes tú muy bien a lo que te arriesgas si abres las puertas de tu vida a Cristo: La mitad de mis bienes, Señor, se la doy a los pobres; y se de alguien me he aprovechado, le restituiré cuatro veces más. Cuando Jesús entra en una casa, todo lo pone patas arriba: cambia de sitio los muebles, levanta las alfombras, tumba las mesas y deshace las camas. Por eso, porque lo sabes, no terminas de abrirle las puertas. Tienes miedo.

   Hoy ha sido la salvación de esta casa. Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que estaba perdido. No deberías temer. Si Jesús organiza ese revuelo en tu casa, es para sacarte de ella y llevarte a la suya. Cuando hayas llegado allí, descubrirás que esa vida que tanto amabas no era vida. La vida es Cristo.

(TOP33M)