Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

13 Noviembre, 2014 – Espiritualidad digital

Tiempo de Amor, tiempo de Juicio

hijo del hombre   Vino el Hijo de Dios al mundo en la humildad de la carne, y el hombre no lo reconoció. Ocultó su divinidad en la Cruz, se mostró como varón de dolores, y el hombre se burló de Él y lo dejó morir. Se esconde en los sagrarios, ocultando también su humanidad y recluyéndose en el silencio de la Eucaristía, y el hombre prefiere el ruido del mundo a la intimidad de la oración.

   Como el fulgor del relámpago brilla de un horizonte a otro, así será el Hijo del hombre en su día. Volverá, y entonces lo hará con ruido, con luz cegadora y temblor de la tierra. Todo ojo lo verá.

   Cuando ese día llegue, los hombres quedarán divididos. Quienes han aprendido a amarlo durante estos siglos de presencia silenciosa, temblarán de gozo y correrán a abrazarlo. Reinarán con Él para siempre. Sin embargo, quienes lo han despreciado en su silencio, se estremecerán aterrados ante su manifestación, y serán juzgados por el desprecio con que lo infamaron.

   Aún no ha llegado ese día. El tiempo de la misericordia sigue abierto. Los brazos de Cristo siguen extendidos en la Cruz ofreciendo Amor al hombre… ¡Ámalo ahora, y serás suyo siempre!

(TOP32J)