Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

7 Noviembre, 2014 – Espiritualidad digital

Los únicos secretos decentes

secretos   Muchas veces se refiere Jesús a los cristianos como hijos de la luz, y al Diablo como «Príncipe de las tinieblas».

   Durante los últimos días, estamos escuchando, en España, noticias inquietantes sobre corrupción. Sale a la luz lo que muchos hicieron en secreto, y se llena el aire de inmundicia.

   Tú, si eres hijo de la luz, no tengas más que dos clases de secretos: el secreto de confesión y los secretos de Amor. En cuanto al primero, no vayas contando tus pecados a nadie salvo al confesor. Y cuando, el día del Juicio, se descubran, junto a ellos se conocerá tu contrición y tu humildad al confesarlos. En cuanto a los segundos… Ten secretos de Amor con Dios, palabras y confidencias íntimas entre Él y tú. Puede que esos secretos ni siquiera el día del Juicio se conozcan. Son intimidad.

   En lo demás… Si, para hacer o decir algo, tienes que mirar a los lados con miedo a que te descubran, mejor no lo hagas ni lo digas. Te van a descubrir tarde o temprano. Y morirás del vergüenza, que no es bueno tener secretos con el Diablo. Sé hijo de la luz; no tengas nada de que avergonzarte.

(TOP31V)

“Guía