Liber Gomorrhianus

29 Octubre, 2014 – Espiritualidad digital

Los que quieren y no pueden

puerta estrecha   Cuando dice Jesús, respecto del Cielo, que muchos intentarán entrar y no podrán, debemos entender sus palabras en relación con la advertencia anterior: Esforzaos en entrar por la puerta estrecha.

   El Cielo sólo tiene una puerta que lo comunique con la Tierra, esa puerta es sumamente estrecha, y es la Cruz. Pasar a través de ella requiere del hombre un esfuerzo de «adelgazamiento» espiritual, que lo lleve a despojarse –o a dejarse despojar– de todo lo que le impide cruzarla. Estamos hablando de todo aquello de lo que fue despojado el propio Cristo: riquezas, fama, honor, amigos, salud, y hasta de la propia vida. Sólo quienes atraviesan la décima estación del Via Crucis («Jesús despojado de sus vestiduras») podrán después pasar a través de la puerta estrecha.

   Los muchos que intentarán entrar y no podrán son todos aquéllos que quieren llegar al Cielo por el camino del buen burgués: oración sin sacrificio, piedad sin apostolado, mística sin obediencia, consuelo (el del Tabor) sin angustia (la del Calvario)… En una palabra: quienes creen que son más listos que los demás porque han encontrado el modo de no privarse de nada en la Tierra y tenerlo todo también después en el Cielo.

(TOP30X)

“Guía