“Evangelio

18 Octubre, 2014 – Espiritualidad digital

Gente que da paz, y gente que da guerra

guerrero-luchando-en-una-_4a76bd4e4db15-p   No es para todos la paz de Cristo. In terra pax hominibus bonae voluntatis –en la Tierra paz a los hombres de buena voluntad–.

   En palabras de Jesús: Si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros.

   No cabe duda de que hay gente de paz; personas que parecen irradiar hacia fuera la paz que llevan dentro. Da gusto estar con ellos. Sin necesidad de hablar sobre asuntos espirituales, o aunque permanezcan en silencio junto a ti, siempre te alejas de ellos con más paz de la que traías al acercarte. Le pido a Dios que nunca falten personas pacíficas cerca de nosotros.

   Luego están los que dan guerra. Los pobres, dan de lo que tienen. Tienen guerra por dentro y dan guerra por fuera. Te acercas a ellos y notas que se te acelera el pulso; su mera presencia genera tensión. Es como si electrizaran el ambiente. Estas personas no pueden recibir la paz de Cristo, porque es con Dios con quien están en guerra. No aceptan su Voluntad, y viven en perpetua rebeldía.

   Sólo de una forma puede una persona en guerra convertirse en alma de paz: rindiéndose ante Dios.

(1810)

“Guía