Evangelio 2018

3 octubre, 2014 – Espiritualidad digital

Dirección espiritual: escuchando a Dios

dirección espiritual   El mundo atraviesa por tiempos soberbios, y también dentro de la Iglesia el virus hace su efecto. Como siempre, al cruzar las puertas del templo, el Maligno se reviste, y toma la apariencia de ángel de luz. Entonces, para los ojos incautos, toda infidelidad queda bendecida. Y así, muchas personas que oran y frecuentan los sacramentos están convencidas de que conocen, por sí mismas, el camino del Cielo. No necesitan consejo, tan sólo aliento. Tienen «línea directa» con Dios, y ya estudiaron lo bastante como para recorrer solos el camino al Paraíso. Hacen muchas cosas buenas… Pero no obedecen a nadie.

   Quien a vosotros escucha a mí me escucha; quien a vosotros os rechaza a mí me rechaza; y quien me rechaza a mí rechaza al que me ha enviado. No me cansaré de repetirlo: necesitamos la dirección espiritual. La voluntad de Dios sobre nuestra vida –esa voluntad concreta sobre lo concreto de nuestra vida– la conocemos escuchando al sacerdote; y no a «un» sacerdote, sino a «ese» sacerdote que nos conoce y nos aconseja en nombre de Dios. Escucharlo a él es escuchar a Cristo. No vamos a la dirección espiritual sólo a desahogarnos, sino a escuchar… Y obedecer.

(TOP26V)

“Guía