Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

27 Septiembre, 2014 – Espiritualidad digital

Misterios del cerebro humano

cerebro   No sé exactamente cómo son los resortes del cerebro humano. Desconozco dónde se encuentran las puertas de entrada y las de salida. Desde luego, sé que el pabellón auricular no tiene entrada directa al pensamiento, porque muchas cosas que se escuchan no pasan a la conciencia, o pasan tan fugazmente que apenas dejan huella. Otras ideas, sin embargo, obsesionan a las personas y no hay modo de hacerlas salir.

   Meteos bien esto en la cabeza: al Hijo del hombre lo van a entregar en manos de los hombres. Tras dos mil años de cristianismo, son multitud los cristianos que aún resultan escandalizados por la Cruz. Y son multitud quienes piensan que, por rezar, vivirán mejor en la tierra, obtendrán la curación de todas las enfermedades, y saldrán airosos de todos los problemas. Luego, cuando las cosas no salen a su gusto, o bien sospechan que han rezado mal, o concluyen que Dios no existe.

   Todo ello sucede porque la Cruz aún no ha entrado en las cabezas de muchos cristianos. Empiezo a pensar que la puerta no son los oídos, sino los ojos. Hay que pasar horas mirando al Crucifijo hasta que el cerebro se derrita… Y el corazón también.

(TOP25S)