Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

24 Septiembre, 2014 – Espiritualidad digital

Ser libre en Calatayud con cinco hijos

top25x   Francisco de Asís, Teresa de Jesús, Juan de la Cruz, Romualdo… Todos ellos, y muchos otros, vivieron sin domicilio, sin ajuar, sin nada en este mundo más que Cristo. No eran desarraigados. Si Dios le otorgó al hombre la capacidad de echar raíces no fue para mortificarlo y pedirle después que viviese con sus raíces «al aire». Más bien, estos santos quisieron concentrar todas sus raíces en un único suelo, y ese suelo era Cristo.

   No llevéis nada para el camino: ni bastón ni alforja, ni pan ni dinero; tampoco llevéis túnica de repuesto. Es fácil comprobar cómo se cumplieron estas palabras en los santos que arriba he mencionado. Pero, ¿cómo podrá cumplirlas una familia de Calatayud? ¿Deberán vender su casa, abandonar sus empleos, retirar a sus hijos del colegio y convertirse en nómadas?¿Cómo evitarán echar raíces en este mundo? ¿Se puede vivir en Calatayud con cinco hijos y no tener raíces sino en Cristo?

   Se puede. Basta con aceptar mansamente la contrariedad, con sonreír cuando todos los planes saltan hechos trizas, con decir «sí» cuando nos piden lo que no nos apetece… Y con evitar a toda costa el pecado. Se puede ser libre en Calatayud con cinco hijos.

(TOP25X)