Evangelio 2018

19 septiembre, 2014 – Espiritualidad digital

Motivos para seguir a Jesús

santas mujeres   Hay quien sigue a Cristo para conseguir algo. Muchas veces, ese «algo» es el Cielo, la salvación, la vida eterna… Otras veces, se buscan objetivos menos elevados: la paz de espíritu, cierto prestigio entre personas piadosas, cierta superioridad moral que lo sitúa a uno entre «los buenos». En estos casos, es preciso rectificar la intención. Y, tanto en éstos como en los anteriores, Cristo no deja de ser una «estación penúltima», un garante de que se obtendrá lo que se busca. Pero lo que se busca es algo distinto de Él.

   Existe otro tipo de personas: quienes siguen a Cristo, no para conseguir algo, sino porque han conseguido algo. Es la gratitud lo que los mueve, más que el afán. Las santas mujeres son el mejor ejemplo de ello: Lo acompañaban (…) algunas mujeres que él había curado de malos espíritus y enfermedades. En lugar de seguir al Señor para buscar algo, habían encontrado a Jesús, se habían llenado de alegría, y ya no tenían más deseo que acompañarlo y servirlo.

   La diferencia entre estos dos tipos de personas es grande. Los primeros serán felices mañana, cuando obtengan lo que buscan. Los segundos siguen a Jesús porque son felices ya.

(TOP24V)