“Evangelio

30 Julio, 2014 – Espiritualidad digital

Acerca de la esperanza

esperanza    Que una persona esté alegre cuando obtiene, al fin, algo que ha deseado y por lo que ha luchado, es comprensible. Pero el que pueda alguien alegrarse mientras se desprende de cuanto tiene requiere una explicación.

    Lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene. La explicación se llama «esperanza». De las tres virtudes teologales, quizá sea la más olvidada, o la menos tratada. Espero que no sea la menos cultivada, porque la necesitamos muchísimo.

    La esperanza trae al alma el gozo de lo que aún no se posee, pero se confía en poseer. Al contrario del miedo, que nos hace padecer los males antes de que sucedan, la esperanza nos hace disfrutar los bienes futuros anticipadamente. Cuando se trata de los bienes eternos, por la esperanza pregustamos ya el Cielo durante nuestra vida mortal. De ahí que el santo, mientras se desprende de todo para disponerse a llenarse de Dios, goce ya, por adelantado, de la plenitud que obtendrá.

    Para encender nuestra esperanza, Dios nos ha dejado prendas de la gloria que nos espera en la eternidad: la Eucaristía y la oración nos llevan anticipadamente al Cielo. Por ellas es posible ser muy felices mientras todo lo entregamos.

(TOP17X)