Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

27 Julio, 2014 – Espiritualidad digital

El tesoro escondido en el campo

tesoro escondido        ¿Qué quiere decir Jesús cuando habla del tesoro escondido en el campo? Porque la palabra campo, a muchos -y más en vacaciones- los invita a salir fuera de la ciudad armados con un bocadillo de tortilla y un refresco. ¿Habrá que desplazarse a un lugar lejano para encontrar el reino de los cielos?

    El campo es el alma en gracia. Porque un alma en pecado es campo asolado por las llamas, donde sólo queda la huella de un tesoro que una vez estuvo allí. Por eso, si quieres encontrar el reino de los cielos, debes primero confesar tus pecados.

    Pero no basta. Muchos salen del confesonario, y pocos encuentran el tesoro. No todos los que viven en gracia visitan su propia alma, sino que prefieren ocuparse en mil asuntos fuera de ella: apegos, preocupaciones, placeres carnales…

    Si quieres encontrar el tesoro, debes recogerte en oración en el silencio del alma. Pasa a través de las distracciones y las incomodidades; no luches contra ellas, sólo crúzalas hacia dentro, y verás una pequeña puerta en el centro del alma. Ábrela aunque para ello tengas que morir. Allí está el tesoro. Ya no quieres nada más en esta vida. Sólo gozar de Él.

(TOA17)