“Evangelio

21 Julio, 2014 – Espiritualidad digital

Te traga una ballena… Y cambias el mundo

escondimiento    Terminaba ayer el Señor su explicación de la parábola diciendo: Los justos brillarán como el sol en el reino de su Padre. Así es; el justo no brilla en este mundo, sino en la eternidad. Y su brillo es para siempre. Pero, en este mundo, gusta más el santo de esconderse que de brillar. Aparece el tentador, y le sugiere: «¿Cómo evangelizarás si no brillas? ¿Cómo anunciarás si no te muestras? ¿Cómo atraerás a los hombres, si te escondes de ellos?»

    No se le dará más signo que el del profeta Jonás. Tres días y tres noches estuvo Jonás en el vientre del cetáceo; pues tres días y tres noches estará el Hijo del hombre en el seno de la tierra. Es paradójico que el mayor de los signos sea, precisamente, el escondimiento, y que la más poderosa de las palabras venga a ser el silencio. El mundo no puede entender esto, pero los hijos de Dios conocen cómo ha habido una muerte que es fuente de vida, unas tinieblas que son torrente de luz, y un silencio que es pregón para toda la tierra.

    Y es que, cuando se esconde el santo bajo tierra, brilla Cristo en el mundo.

(TOP16L)