Liber Gomorrhianus

8 Julio, 2014 – Espiritualidad digital

Otros obreros se llevan la mies

MANOS Y MIES    Leo en la prensa que una modelo de «Penthouse» (Felixia Yeap) se ha convertido al Islam. No es extraño; ya en el Evangelio leemos de varias mujeres pecadoras removidas por el anuncio del Reino de Dios. Quienes han llevado una vida superficial y frívola, «llena de vacío», son quienes, por la vía de la añoranza, y quizás del asco, más fervientemente pueden abrazar la búsqueda de Dios. Quienes lo tienen más difícil para convertirse son los tibios, que en su mediocridad se creen salvados.

    Lo que me resulta doloroso del caso de Felixia es que no haya habido ningún cristiano cerca de ella que la acercase a Cristo, y finalmente haya sido el Islam quien haya abierto su vida a la eternidad. ¿Qué nos sucede a los cristianos? Miles de hombres y mujeres que van a misa el domingo tienen trabajando el lunes junto a ellos a personas como Felixia, «llenas de vacío», hartas de su propia vida, que abrazarían la fe con lágrimas si se les anunciase a Jesucristo… Y nadie lo hace. Lo llaman «respeto a las ideas ajenas».

    Yo lo llamo cobardía. La mies es mucha, y los obreros pocos. Otros «obreros» se están llevando la mies.

(TOP14M)