“Evangelio

26 Junio, 2014 – Espiritualidad digital

La pradera de los mediocres

grass2    En su «Decenario al Espíritu Santo», Francisca Javiera del Valle explica que hay personas que rezan, frecuentan los sacramentos y evitan el pecado, pero que, sin embargo, ni son santos, ni van encaminados a la santidad. Y es que No todo el que me dice “Señor, Señor”, entrará en el reino de los cielos.

    En el paisaje de la vida espiritual, existe una «pradera de los mediocres», donde el alma se entretiene rezando, y la climatología interior es apacible, sin grandes tentaciones ni fuertes caídas. Al Demonio le interesa que esas personas no pequen demasiado, no fuera a ser que un traspiés «a lo David» los ponga, de un susto, en el camino del Cielo. Estas personas tampoco harán grandes gestas por amor a Dios. Están aburguesados.

    … Sino el que cumple la voluntad de mi Padre. ¿Qué les falta? Dice Francisca Javiera del Valle: «negarse a sí mismos». Por no morir para hacer la voluntad de Dios, prefieren vivir rezando y pensando que Dios está de su parte. Pero deberían sospechar: el camino del Cielo no es una pradera, sino un monte. Y la cuesta arriba es empinada; no puede subirse sin abandonar la propia voluntad. ¡Qué cansancio! ¿verdad?

(TOP12J)