“Evangelio

11 Junio, 2014 – Espiritualidad digital

Acercando el Cielo a la Tierra

cielo    La identificación del Cielo con los «bienes futuros» lo deja en manos de la virtud de la esperanza, pero lo sustrae a la fe y a la caridad. Diríase que es preciso ejercitarse ahora en estas dos virtudes para poder ver cumplida, más allá de la muerte, la esperanza de la eterna recompensa. Si las cosas fueran así, habría que admitir que, para quienes peregrinamos por este mundo, el Cielo está lejos. Por breve que sea la vida, el camino siempre se hace largo.

    Id y proclamad que el reino de los cielos está cerca. ¿Cómo lo haremos, si sólo con la esperanza lo anhelamos?

    El mundo necesita que seamos felices. Es urgente que gocemos del Cielo en esta vida, para que podamos acercar el Cielo a quienes no creen en él. Y es que la fe y la caridad nos abren ya la puerta al Paraíso que gozaremos plenamente al final de nuestra peregrinación. La vida espiritual es eso: goce del Cielo en la tierra.

    Quienes no creen tocarán el Cielo cuando encuentren cristianos felices. Al ver nuestro gozo sabrán que hay alegrías superiores a las de este mundo. Y entenderán que el reino de los cielos está cerca.

(1106)