Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

25 Mayo, 2014 – Espiritualidad digital

Tras la final de la Champions

Champions    Como escribo antes de la final de Lisboa, no tengo la menor idea de quién ha ganado la Champions. Pero estoy seguro de que medio Madrid disfruta del triunfo mientras el otro medio se lamenta. Yo traigo una noticia mejor que cualquier gesta deportiva:

    Yo sigo viviendo. Es la buena nueva de la Pascua. Han pasado casi dos mil años, y Cristo sigue vivo. Para quien lo ama, no puede haber noticia mejor: Aquél que es el centro de nuestros corazones y la razón de nuestras vidas vive para siempre. No estamos enamorados de una cadáver, ni somos discípulos de un muerto. Amamos al que vive por los siglos.

    Vosotros me veréis y viviréis. A los ojos del cuerpo, el rostro del Señor ha quedado temporalmente velado. Pero también es verdad que si estos ojos, en el estado actual de corrupción, viesen tamaña belleza arderían hasta la ceguera. Entre tanto, vemos a Cristo vivo por su Espíritu en nuestras almas con la fe. Y esa misma fe nos introduce en la vida eterna ahora, sin esperar a la muerte física.

    Con tan grandes noticias… ¿Es tan importante quién haya ganado la Champions? Bueno, supongo que sí. Pero no hay comparación.

(TPA06)