Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

14 Abril, 2014 – Espiritualidad digital

Hablemos el mismo idioma

lunes santo

Lunes Santo

    Para poder entendernos, es preciso que hablemos el mismo idioma. Si tú me hablas en un lenguaje, y yo te respondo en otro, no podremos amarnos. La necesidad de intérpretes que realicen traducción simultánea impide la intimidad necesaria en el amor.

    He aquí el lenguaje del Verbo Encarnado: para decir «Amor», sube a una Cruz, rompe su vida, quiebra su juventud, se deja perforar por la lanza de un soldado, y derrama toda su sangre inundando la Historia. Si quieres responderle con diez minutos de oración atropellada al final del día y unas monedas en el cepillo de la iglesia no os entenderéis jamás. Que la mezquindad no se lleva bien con el derroche.

    Aprende de María: Tomó una libra de perfume de nardo, auténtico y costoso, le ungió a Jesús los pies y se los enjugó con su cabellera. Y la casa se llenó de la fragancia del perfume. Esta mujer habla el idioma de Cristo. Todo lo rompe, todo lo entrega. Despilfarra y escandaliza a los tibios.

    Anda, deja de medir tu ofrenda por dosis calculadas. Rompe tu vida, entrégate del todo. Y así, cuando veas a Jesús crucificado por tu amor, entenderás y te entenderá. Os amaréis.

(LSTO)

“Cristo