“Evangelio

9 Abril, 2014 – Espiritualidad digital

La verdad, ese tirano

verdad    Ante Pilato, Jesús afirmó haber venido al mundo para dar testimonio de la verdad (Jn 18, 37). Entonces el procurador formuló la pregunta que hubiera podido salvarle: ¿Qué es la verdad? (v. 38)

    La verdad es fascista y despótica. En su arrogancia, obliga al hombre a postrar su entendimiento y rendir su juicio. Es terca e irreductible. Por eso Pilato huyó tras haberla provocado con el dardo de su pregunta. ¿Cómo quedarse allí, esperando la embestida de su peor enemigo? Por mil decretos que emanase, aquel procurador jamás conseguiría que un amanecer dejase de ser un amanecer. He ahí la cruel tiranía de la verdad.

    Y, por huir de la verdad, quedó Pilato esclavo de sus pasiones. Por huir de la verdad, acaban muchos hombres sometidos por sus pecados. La desenfrenada carrera que huye de la verdad termina en el muro implacable de la muerte, esa verdad insoslayable que frena en seco la locura.

    Si os mantenéis en mi palabra, conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. La verdad es enemigo de quienes huyen. Pero, para quienes buscamos desesperadamente la Vida, la Verdad es el único amigo que nos libera, porque nos muestra el Camino para hallarla: Cristo.

(TC05X)

“Cristo