“Evangelio

8 Abril, 2014 – Espiritualidad digital

Lo que el arte moderno no ha entendido

Cruz    A lo largo de la Historia, se han querido representar la divinidad de Cristo y su majestad recurriendo a imágenes como el Pantocrátor, donde aparece en gloria, juzgando a vivos y muertos. Últimamente, se han puesto de moda en algunos templos representaciones de un Jesús resucitado que, a golpe de arte moderno, más parece un Superman desnudo o un Apolo con túnica; en los casos de peor gusto, cuando lo muestran “en suspensión” y como flotando, casi parece un Cristo ahorcado. Supongo que la moda pasará, y esos espectros desaparecerán. Jesús resucitado no se mostró a los pintores. Si van al Cielo, lo verán allí y sentirán vergüenza.

    Cuando levantéis al Hijo del hombre, sabréis que yo soy. ¿Por qué empeñarse en originalidades oportunistas, cuando el propio Cristo dejó anunciada cuál sería, por los siglos, la mejor representación de su divinidad y majestad? Sé que es una paradoja; en la Cruz todo parece desmentir a los sentidos que ese hombre fuera Dios. Pero la Cruz, como la Eucaristía, no habla a los sentidos. Más bien, los rasga y los traspasa. La Cruz habla al alma lo que al sentido le niega: es Dios y hombre, y reina desde el madero.

(TC05M)

“Cristo