Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

6 Abril, 2014 – Espiritualidad digital

Si hubieras estado aquí…

muerte    No se pusieron de acuerdo. Y, sin embargo, Marta y María recibieron a Jesús, una después de la otra, con las mismas palabras: Si hubieras estado aquí, no habría muerto mi hermano.

    Hay una poderosa intuición en ese recibimiento emocionado. Donde Tú estás, Jesús, no puede haber muerte. Tú eres la Vida. Y, allí donde te encuentras, hasta la muerte es vida. Los padecimientos y contrariedades, si se sufren contigo, no matan, vivifican. Quien muere contigo no muere, entra en la Vida. La muerte y Tú no cabéis en el mismo lugar; uno de los dos tiene que morir. Y cuando, en apenas una semana, te veamos abrazarte a la más cruel y despiadada de las muertes, será la muerte quien muera para ser transformada en camino de Vida.

    Sin embargo, donde Tú no estás, donde no te hemos dejado entrar, allí todo es muerte. La vida sin Ti es muerte. La salud sin Ti es enfermedad. El amor sin Ti es egoísmo. El placer sin Ti es veneno. El trabajo, sin Ti, cansancio. El sueño, sin Ti, pesadilla. Y la muerte, sin Ti, infierno.

    Por eso, Jesús, en dolor y en alegría, jamás permitas que me separe de Ti.

(TCA05)

“Cristo