Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

18 Marzo, 2014 – Espiritualidad digital

Todo es fácil desde el patio de butacas

no hacen lo que dicen    ¡Ojalá pudiésemos decir a los demás: «haced lo que hago yo»! Pero muchos no podemos. Para nosotros han quedado escritas esas palabras del Señor: Haced y cumplid lo que os digan; pero no hagáis lo que ellos hacen, porque ellos no hacen lo que dicen. La vergüenza es sólo nuestra.

    Sin embargo, no por eso callaremos. Aunque nuestra vida no esté a la altura del mensaje que proclamamos, nuestras palabras siguen siendo verdad, y, por muchos que sean nuestros pecados, no renegaremos de ellas.

    Además, no todo está perdido. Si no podemos decir «haced lo que hacemos», eso no significa que no creamos lo que decimos. Aún podemos servir de ejemplo, y gritar: «No obréis como nosotros, que somos pecadores, pero amad lo que amamos. Luchad por lo que luchamos, y quiera Dios que lo hagáis mejor de lo que nosotros lo hacemos. Pero, al menos, intentadlo como nosotros lo intentamos. No os quedéis parados».

    A quienes, mirando desde el borde del camino, nos acusan de no ser ejemplo de las virtudes que predicamos, aún podemos increparlos: «¡Qué fácil es juzgar a quien predica cuando uno no hace nada! Al menos, venid aquí y tratad también vosotros de ser santos».

(TC02M)