Liber Gomorrhianus

28 Febrero, 2014 – Espiritualidad digital

¿Pueden comulgar los divorciados vueltos a casar?

comunión    Respuesta rápida, contundente y sin titubeos: «sí, pueden». Y debe gritarse, porque está cundiendo la especie de que los divorciados vueltos a casar no pueden comulgar. Mentira.

    El 14-IX-1994, la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, cuyo prefecto era el card. Ratzinger, promulgó una «Carta a los obispos de la Iglesia Católica sobre la recepción de la comunión eucarística por parte de los fieles divorciados vueltos a casar». Allí se explicaba que esos fieles, como todos, pueden comulgar, siempre y cuando -como todos- se encuentren en estado de gracia. Por tanto, los divorciados vueltos a casar pueden comulgar igual que yo. A ellos y a mí se nos pide que evitemos del pecado o nos confesemos -arrepentidos- si hemos caído en él.

    Lo que la Iglesia no puede cambiar, porque dejaría de existir, es la Palabra de Dios: Si uno se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio. Por eso, la carta explica que, para comulgar dignamente, los divorciados vueltos a casar deben vivir «como hermano y hermana», es decir, evitando la consumación del adulterio. También en eso son igual que yo: si yo cometo adulterio, no puedo comulgar.

    ¿Tan difícil de entender es?

(TOP07V)

“Cristo