Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

8 Febrero, 2014 – Espiritualidad digital

Celo de almas

celo de almas    No entenderemos lo que significa «celo de almas» hasta que no seamos conscientes de la urgencia que supone. Mientras sigamos pensando que, entre los deberes familiares, el trabajo y los problemas de la vida, apenas queda tiempo para el apostolado, no tendremos verdadero celo de almas.

    Cuando un cristiano entiende, de verdad, la urgencia con que las almas necesitan a Dios, está dispuesto a poner su vida patas arriba y a tirar por tierra todos sus planes con tal de llevar la luz de Dios a una sola persona.

    Eran tantos los que iban y venían, que no encontraban tiempo ni para comer… Se puso a enseñarles con calma… El apóstol, como Jesús, es consciente de que no hay necesidad más perentoria que la de llenarse de Dios y dar Dios; la eternidad está en juego. Y, por eso, es capaz de renunciar al sueño, a la comida y al descanso, con tal de acercar el Amor de Cristo a quienes más necesitan de él.

    Le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor. Todo nace en un sentimiento de compasión. Pídele a Dios esos ojos para mirar a tus semejantes, y no quieras reservarte nada para ti.

(TOP04S)