Evangelio 2018

17 enero, 2014 – Espiritualidad digital

Rebajas de enero

rebajas de enero        Algunos se pasan la vida pidiendo sin conseguir nada, y, mientras tanto, aquí la gente se lleva las cosas sin pedirlas. Ayer era el leproso, a quien le bastó mostrar a Jesús su miseria y hacer un acto de fe. Hoy, cuatro buenos amigos presentan ante Jesús a un paralítico, y el Señor, viendo la fe que tenían, no sólo le devuelve el movimiento, sino que le perdona los pecados. O sea, que ni siquiera es necesaria la fe del propio enfermo; basta la de los amigos. Rebajas de enero.

    Deberíamos aprovecharlas, porque enero dura lo que dura, y a la vuelta lo venden tinto. Cuando el Señor regrese para juzgar, ya no habrá confesonarios. Pero ahora, durante las rebajas de enero, tu fe puede salvar a tu marido, a tu mujer, a tus hijos o a tus amigos incrédulos. Basta con que hagas lo que hicieron los «cuatro fantásticos»: preséntalos ente Jesús. Ve a misa cada día, y deposita sus nombres en la patena. Reza cada día el rosario, y súbelos en las cuentas. Si perseveras en esa oración, el día menos pensado los encontrarás de rodillas ante el confesor, escuchando esas maravillosas palabras: Hijo, tus pecados están perdonados.

(TOP01V)