Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

15 Diciembre, 2013 – Espiritualidad digital

Los que esperan a otro

gordo de las barbas    Llegó la semana de las «comidas de empresa», tan lucrativas para las «empresas de bebidas». El infame gordo de las barbas se ha apoderado de los televisores y las vallas publicitarias, y en una semana aparecerá el otro «gordo», el de la lotería, que nos obsequiará con las repugnantes escenas de vecinos desperdiciando el cava por las aceras. El mensaje es siempre el mismo: «coma, beba, compre, gaste, consuma»… Nada que ver con el anuncio que trae hasta nosotros la liturgia, personificado en Juan Bautista: ayuno, penitencia, conversión… ¿En qué quedamos?

    ¿Eres tú el que ha de venir, o debemos esperar a otro? Esta pregunta, realizada por los mensajeros de Juan, divide hoy al mundo en dos partes: quienes esperamos a Cristo lo hacemos según los consejos del Bautista, y vivimos sobriamente para estar despiertos y en vela cuando Él llegue.

    Luego están los que «esperan a otro»: si toda la Navidad consiste en esperar al gordo de las barbas con su saco, entiendo que prefieran esperarlo borrachos. Porque si, estando sobrio, te ves ante semejante mamarracho, es muy posible que acabes con una depresión profunda.

    No te engañes. Las dos navidades son incompatibles entre sí. ¿A quién esperas tú?

(TAA03)