Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

11 Diciembre, 2013 – Espiritualidad digital

¿Estás cansado?

cansancio    «Yo voy a ti… Tú ven a mí.» Lo decíamos el otro día: no podemos esperar al Señor sentados. Es preciso levantarnos y correr al encuentro del que viene hacia nosotros. Entonces surge la paradoja: levántate, porque estás muy cansado. Corre para descansar. Venid a mí los que estáis cansados (…) y encontraréis vuestro descanso.

    Aparentemente, debería ser al revés: «Estás cansado; no corras. Siéntate y descansa.» Pero bien sabe el Señor que nada cansa más al hombre que el no tener una misión en la vida y dejar transcurrir el tiempo mientras los años le pasan por encima. Hablo del verdadero cansancio, el que mata: el de quien está cansado de vivir. Se desangra el alma en el sinsentido, y en mil preguntas para las que no obtiene respuesta. ¿Qué hago aquí? ¿Por qué sigo viviendo? ¿Para qué sirve mi existencia?

    Cuando aparece el amor,  desaparece la angustia, y toda la persona se pone en pie para alcanzar al ser amado. De repente, todo cobra sentido, y la vida se llena de luz y de fuerza. Y te levantas, y corres, y buscas, pero ya no te cansas. El amor te ha regalado ese lugar donde reposar el alma.

(TA02X)