Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

26 Noviembre, 2013 – Espiritualidad digital

Regnavit a ligno Deus

regnavit a ligno deus    Lo vimos en la Cruz, y no parecía rey. Ni tan siquiera parecía hombre, ultrajado y cubierto de ignominia. Leímos la inscripción que pendía sobre el madero: «Rey de los judíos»… Más parecía una burla al pueblo de Abraham. Le escuchamos entregar su Reino a otro condenado, ultrajado y agonizante como Él, y más parecía el último delirio de dos moribundos…

    Cuidado con que nadie os engañe. ¡Qué misterioso reinado! Han pasado dos mil años, y en este tiempo ha caído reyes y emperadores, se han desmoronado pueblos y han perecido miles de millones de seres humanos. Pero su Cruz sigue coronando los campanarios de todas las iglesias, sigue alzada en las cumbres de los montes, y millones de personas, como aquel primer ladrón, levantan cada día la vista hacia ella en busca de consuelo y salvación.

    Se alzará pueblo contra pueblo, habrá grandes terremotos, y en diversos países epidemias y hambre. Miles de veces ha temblado la tierra desde entonces, y nada ha conseguido derribar su Cruz. La hemos visto alzada por quienes en nombre de Cristo socorrían a las víctimas de terremotos y hambre, y portada con orgullo por quienes caminaban triunfantes al martirio.

    Regnavit a ligno Deus[1].

(TOI34M)



[1] «Desde el Leño reinó Dios», Del himno Vexilla Regis