Liber Gomorrhianus

25 Noviembre, 2013 – Espiritualidad digital

El divino metomentodo

reinado de cristo    El reinado de Cristo alcanza donde no pueden alcanzar los poderes de este mundo. Es un reinado celoso y total, que quiere deslizarse hasta los más oscuros pliegues del pensamiento y del corazón humano. Cristo es un divino metomentodo. Y no se conforma con reinar en tus obras. Quiere que le sometas tus afectos, que rindas ante Él tu juicio, que te postres ante su Majestad de día y de noche… En definitiva, lo quiere todo. Por eso, la única ofrenda acorde a tal reinado es la ofrenda de la viuda: los demás han echado de lo que les sobra, pero ella, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir.

    Él no quiere que la viuda muera de hambre, ni quiere empobrecerte a ti Aquél que te enriqueció. Si desea que se lo demos todo es para reinar sobre nosotros y llenarnos de su vida, de su luz, de su paz y de su Amor. Tal es el reinado de Cristo en las almas. Los santos no se pertenecen a sí mismos. Le pertenecen por entero a Cristo, y por eso son luminarias que nunca se apagan y los hombres más amados y felices de la Tierra.

(TOI34L)