Evangelio 2018

16 noviembre, 2013 – Espiritualidad digital

Tierra sobre la fe

fe    Jesús, que extendió sus brazos en la Cruz para acoger a los pecadores y les abrió, en su costado herido, el camino del Cielo, vendrá un día a instaurar su Reino. Entre tanto, nos ha dejado su Cuerpo y su Sangre como alimento, las Escrituras como guía, y la Iglesia como tienda que cobija al peregrino.

    Pero, cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará fe sobre la tierra? Tengo miedo de que, en lugar de encontrar fe sobre la tierra, encuentre tierra sobre la fe. Me asusta pensar que, en dos mil años, aquella fe que era celestial, anhelaba el Paraíso y se sabía peregrina en el mundo, haya podido quedar cubierta de tierra porque los hombres hayamos olvidado el Cielo.

    De todas las oraciones que, diariamente, se dirigen a Dios, ¿cuántas están destinadas a pedir que a los hombres nos vaya bien en esta vida: «que encuentre trabajo, que se cure mi madre, que mi matrimonio se arregle, que me llegue el dinero a fin de mes»…? Y ¿cuántas son gemidos de nostalgia por el Cielo, cuántas piden la salvación eterna o la llegada del propio Cristo? ¿Encontrará en Señor fe sobre la tierra o tierra sobre la fe?

(TOI32S)