“Evangelio

15 Octubre, 2013 – Espiritualidad digital

Almas que tocan a Dios

santa teresa    Aunque hubiera uno leído cientos de libros sobre Dios, si no reza, nada sabe de Dios. Porque en los libros se pueden conocer las propiedades, atributos y operaciones divinas, en la medida en que el lenguaje de los hombres permite expresarlo. Pero a Dios mismo sólo se lo conoce por contacto. Y ese contacto no es físico. A Dios se lo toca con el alma, con esa parte del alma que santa Teresa denominaba «el hondón». Sólo quien ama el silencio y tiene vida interior toca a Dios y ama a Dios.

    Luego, del amor brota la curiosidad, un querer saber más sobre el Amado, y entonces llegan los libros a intentar saciarla.

    Te doy gracias, Padre, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Con todo, las letras son enrevesadas. Al hablar de Dios, complican lo sencillo. No deja de ser gracioso el modo en que santa Teresa se queja, al escribir, de que no consigue explicar nada. Se entiende la queja cuando, en un solo roce del alma con su Amado, llegaba a saber más de lo que hubiera podido escribir en toda su vida. ¡Bendita oración!

(1510)

Las siete palabras desde la cruz: a la venta por 2,99€