“Evangelio

10 Octubre, 2013 – Espiritualidad digital

La conquista de la noche

noche    Es muy difícil explicar a los jóvenes los peligros de la noche. Te tomarán por exagerado e irracional. Pero deberían preguntarse si no es irracional invertir los ciclos naturales, que invitan a dormir de noche y trabajar de día. La oscuridad se presta más al pecado que la luz. Ya decía san Pablo que los que se embriagan, de noche se embriagan (1Ts 5, 7). Y por algo es llamado el Demonio «Príncipe de las tinieblas». En las sombras, como en el desierto, Satanás juega en casa. Lo peor es que esos jóvenes que te llaman exagerado acaban, muchas veces, recogidos por ambulancias en coma etílico, o manchados con pecados contra la castidad. Todo ello sucede de noche.

    Si alguno de vosotros tiene un amigo, y viene durante la medianoche para decirle: «Amigo, préstame tres panes»… Orar de noche es el mejor modo de robarle las tinieblas al Demonio. Jesús lo hacía con frecuencia, y, desde entonces, ha habido en la Iglesia muchos santos que han convertido la noche en santuario. Existen, actualmente, multitud de grupos de Adoración Nocturna que reparan por los pecados que se cometen a oscuras. ¿Te has levantado alguna vez a medianoche para orar? Deberías probar…

(TOI27J)