Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

2 Octubre, 2013 – Espiritualidad digital

Para que te guarden en tus caminos

ángel    Que Jesús hable de los ángeles en referencia a los niños significa que les es más fácil a los ángeles guardar a quienes son niños y se dejan cuidar. Cuando nos hacemos mayores, preferimos cuidarnos solitos, y entonces el pobre ángel se vuelve loco. A él le ha sido encomendado guardarte en tus caminos. Y «tu camino» es el que te lleva a Dios. Pero si emprendes el camino que te lleva a la muerte, ¿qué hará el ángel? ¿protegerte para que llegues sano al abismo?

    Conocí a una persona a quien un accidente de moto, que lo dejó sin las dos piernas, lo acercó definitivamente a Dios. Al despertar de la conmoción, se vio en el hospital, e inmediatamente entró en la habitación el capellán. Se echó a llorar, recibió los sacramentos, y, desde entonces, cada año celebra el aniversario de su accidente. Dice que Dios le puso la zancadilla. Yo creo que fue su ángel.

    Es bueno que hables con tu ángel, y pídele, si quieres, que te ayude a despertar por las mañanas o a encontrar aparcamiento. Pero, sobre todo, pídele que no permita que te separes del camino hacia Dios. Porque ése es su principal cometido.

(0210)