“Evangelio

1 Octubre, 2013 – Espiritualidad digital

Existe un fuego peor que el de Sodoma

Sodoma    Ante aquellos samaritanos que no quisieron recibir a Jesús, Santiago y Juan recordaron a Sodoma: Señor, ¿quieres que mandemos bajar fuego del cielo que acaben con ellos? Reacciones como ésta merecieron que Jesús los apodase «los hijos del trueno».

    Jesús se volvió y les regañó. Aquellos hermanos, capaces de desencadenar una tormenta de fuego, eran, sin embargo, incapaces de mirar a través de los ojos del Maestro. Si lo hubiesen hecho, habría visto que Jesús no miraba a aquellos samaritanos con furia. Cuando alguien le cierra las puertas, pasa de largo mansamente y lleno de tristeza. No envía fuego del cielo, que lo de Sodoma sucedió para nosotros más que para ellos. Pero llora por dentro a causa del fuego que ya destruye a esas almas.

    Existe un fuego peor que el que cae del cielo. Es el fuego en que arde el alma sin Dios, preludio del Infierno; esa sed inapagable de Dios que los pecados no hacen sino acrecentar. Quien no tiene al Señor se abrasa en soledades y sinsentidos. En lugar de pensar en castigarle, acércate a él y ofrécele agua. Y, si aún no quiere beber, sufre con Jesús en lugar de encolerizarte como los demonios.

(TOI26M)