“Evangelio

14 Septiembre, 2013 – Espiritualidad digital

Stat Crux dum volvitur Orbis

cruz    La enorme bola de la Tierra da vueltas como loca. Ayer fue blanco, hoy es negro, mañana azul y pasado mañana amarillo. Tú eras niño hace poco, y ahora te ves anciano y pensando en la muerte. A ti te decían requiebros por la calle anteayer, y hoy te ayudan a cruzar esa misma calle. Hace cien años, un gramófono te situaba en vanguardia, y hace cuatro días salieron dos nuevos modelos de iPhone. El cine y la televisión de hoy nos muestran como normales conductas que, hace cuarenta años, avergonzarían a cualquiera que tan sólo las pensase…

    Pero la Cruz permanece quieta. Aquellas tres horas han quedado congeladas en la Historia, y cualquiera que levante la vista puede ver esas manos llagadas sobre el horizonte de los hombres. Siguen ahí, ofreciendo el Amor de Dios a quien quiera asirse a ellas. Por muchas vueltas que dé esta enorme bola, seguimos sufriendo, seguimos llorando, seguimos muriendo… Y, por desgracia, seguimos pecando. Y allí, en esa Cruz que no se mueve, sigue estando el perdón de nuestras culpas, la compasión de nuestros dolores, y el remedio de nuestra muerte. ¡Oh, Cruz, ancla segura del corazón! ¡Jamás me separe yo de ti!

1409