Liber Gomorrhianus

5 septiembre, 2013 – Espiritualidad digital

¿Quién pescará en un mar revuelto?

mar del mundo    El mar del mundo es un mar revuelto, donde millones de hombres se ahogan en las aguas del pecado y de la muerte. Desde que nuestros padres encallaron la nave contra el gélido corazón de la serpiente, la tormenta devora a los hijos de Adán.

    Algunos, llevados por Cristo al puerto de la Iglesia, permanecen en la orilla renegando de quienes se ahogan: «¡Qué malo es este mundo!». Otros, contentos con ver salvados a los suyos, ignoran a los demás: «Nosotros tenemos nuestra fe. Allá ellos». Desde la orilla les gritan alguna palabra piadosa. Luego se lamentan de que no les escuchan… Pero no entrarán en el agua. ¿Para qué correr riesgos, si ya están salvados? Otros disfrutan entre ellos, bendiciendo al Cielo por la dicha de «tener hermanos», como si los que se ahogan fueran extraños.

    Rema mar adentro, y echad las redes para pescar. ¡Qué pocos hay con celo de almas! ¡Qué pocos hay dispuestos a romper sus planes, poner su vida patas arriba, y no tener sino un deseo: pescar almas en el mar del mundo! ¿Acaso nadie les dijo que el puerto no es para quedarse, sino para embarcar? El Cielo está en la otra orilla.

(TOI22J)