“Evangelio

22 Agosto, 2013 – Espiritualidad digital

Las apariencias engañan…

coronación de María    La coronación de María es corolario de su asunción. Consorte de Cristo en la Redención, lo es también en su reinado. Deberíamos empaparnos de estas verdades, porque cuando las olvidamos nos asalta el desaliento. En esta tierra, las apariencias dicen que el mal vence al bien. Pero las apariencias son para los sentidos, y lo que los sentidos perciben es el Crucifijo, la imagen del Dios vencido.

    Los reinos de este mundo son eso, apariencia. Televisión, grandes reuniones, manifestaciones de apoyo o de protesta en las calles, leyes promulgadas que se anuncian en los telediarios, y protocolo. Pero los reinos de este mundo, como toda apariencia, pasan…

    Cristo reina en lo escondido. Hecho el último de los hombres, gobierna el Cosmos desde la Cruz, y tiene su trono en un Cielo que nadie ve. Se oculta en lo profundo de las almas, y desde allí doblega amorosamente sentidos y potencias hasta instaurar su Reino en cada santo. María se escondió en esta tierra, se cobijó bajo la sombra de la Cruz, y reina con su Hijo desde el Cielo,  oculta a los ojos humanos. Pero ese reino, que es de su hijo y suyo, no tiene fin. Las apariencias engañan.

(2208)