Evangelio 2018

20 agosto, 2013 – Espiritualidad digital

Mucho camello para tan poca aguja

cristianismo en Occidente    Benedicto XVI lo dijo en tres ocasiones, y nadie pareció darse por enterado: el cristianismo en Occidente está muriendo, y existe el riesgo de que en muchos lugares de nuestro entorno desaparezca la Fe Católica. Contra lo que muchos creen, el motivo no es que haya pocas personas que recen. La verdadera causa es que quienes rezan no propagan el Evangelio. La Fe se está convirtiendo en un bien de consumo personal. Así adulterada, no puede sobrevivirse a sí misma por varias generaciones.

    Difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos. A lo largo de los últimos decenios, nos ha ido todo demasiado bien de cielo para abajo. Lo que ahora llamamos “crisis” despierta envidias en países del Cuerno de África. El cristiano occidental tiene demasiado que perder si quiere ser verdadero discípulo de Cristo. Y esto nos está matando el alma. Un sucedáneo burgués de la Fe adormece las conciencias de quienes jamás podrán ser mártires si no se convierten.

    Quedan dos alternativas: o que el camello acepte hacerse pequeño hasta caber por el ojo de la aguja, o que volvamos a contar desde once. Prefiero la primera, pero temo la segunda. Entre tanto, rezo y ofrezco…

(TOI20M)