Liber Gomorrhianus

13 Agosto, 2013 – Espiritualidad digital

No es cosa de niños…

volver a ser niño    Te propongo un camino de oración: ve a rebuscar, en tus antiguos álbumes de fotos, uno de tus retratos de niño. No me busques el del travieso que eras con siete añitos. Busca uno en el que aparezcas con tres años, cuatro a lo sumo, y procura revisar también tus recuerdos de aquella edad. Quédate mirando a la fotografía mientras recuerdas cómo eras, y, entretanto, escucha la voz del Señor:

    Vuestro Padre del cielo no quiere que se pierda ni uno de estos pequeños. Jesús no te pide que vuelvas a andar a gatas, ni que lloriquees por los pasillos. Te está haciendo una pregunta: «¿Qué has hecho con aquel niño? ¿Has impedido que se corrompiera, o lo has escandalizado enseñándole a pecar?». No es “cosa de niños”. La pregunta es muy seria. Porque aquel niño sonreía con limpieza, desconocía el pecado y miraba con ternura; se dejaba amar y respondía con amor. ¿Qué has hecho con él? No lo dudes: Dios te preguntará esto el día del juicio. Aún estás a tiempo, con la ayuda de su gracia, de limpiar a esa criatura de la escoria con que la manchaste. Aún puedes volver a ser niño en su presencia…

(TOI19M)