“Evangelio

25 Julio, 2013 – Espiritualidad digital

Asientos reservados

Santiago y Juan    Cuando Santiago y Juan –contando con la protección de “mamá”, para que tú y yo aprendamos a acudir a la Virgen- le pidieron a Jesús ocupar un puesto a su derecha y otro a su izquierda en su Reino, lo que querían era ser vicepresidente primero y segundo del gobierno mundial. No sabéis lo que pedís, les dijo Jesús. El Reino que Él venía a inaugurar se parecía muy poco a los gobiernos de este mundo. Y añadió: El puesto a mi derecha o a mi izquierda … es para aquéllos para quienes lo tiene reservado mi Padre.

    ¿Te has preguntado alguna vez quiénes eran los llamados a ocupar esos puestos? Yo te lo digo, y tú haz como que te sorprendes: Con él crucificaron a dos malhechores, uno a su derecha y otro a su izquierda (Mc 15, 27). He ahí el trono; he ahí a los elegidos. Realmente, Santiago y Juan no sabían lo que pedían. Después lo supieron, y Santiago fue el primero de los apóstoles en beber aquella copa y sentarse en aquel trono. Y tú, y yo, si queremos reinar con Cristo… Ahí tienes la corona, la de espinas. Nadie te la va a disputar.

(2507)