Evangelio 2018

9 julio, 2013 – Espiritualidad digital

El demonio mudo

demonio mudo    ¿Conocías la existencia del demonio mudo? Puede que no tuvieras noticia de él, dado que es el que menos ruido hace. Cuando se disfraza de ángel de luz, reviste la forma de pudor, de respeto, de discreción… Te daré algunas pistas para que puedas descubrirlo.

    “Esto es una bobada y no tiene sentido que se lo cuente al confesor; tampoco es tan importante”. “No tengo por qué meterme en la vida de los demás. No les voy a complicar la existencia hablándoles de Dios”. “No corregiré a este amigo aunque quizá no se esté dando cuenta de que se equivoca. Como no me va a hacer caso de todas formas, yo a lo mío”. “No voy a defender a esa persona a la que otros critican. No lo merece. Además, van a pensar que estoy de su parte”. “No hace falta que rece en voz alta en misa; Dios me escucha desde el corazón”.

    ¿Tienes suficiente? Porque podría llenar páginas sacando a la luz todo lo que el demonio mudo te invita a callar. Anda, mejor habla con Dios, y pídele que te libre de ese diablete. Echó al demonio, y el mudo habló. Abre esa boquita de piñón, venga.

(TOI14M)