Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

7 Julio, 2013 – Espiritualidad digital

No caíste del cielo por error

enviado    Hay quien piensa que ha nacido porque Dios no tenía nada mejor que hacer. Vamos, que se aburría el Señor y, como un niño que hace aviones de papel y los lanza al aire para entretenerse, Dios lo creó y lo echó al mundo. Luego, una vez aquí, y ya que le han nacido sin consultarle, habrá que procurar pasarlo lo mejor posible hasta que se termine el carburante … ¡Qué pena de vida!

    ¡Poneos en camino! Tú no estás en este mundo por un descuido de Dios. Naciste con una misión que cumplir, encargada por el propio Señor. Cuando te llame, te preguntará por esa misión. Por eso, lo peor que puede sucederte es que ignores cuál es. Reza, pregúntale a Dios, pregúntale al director espiritual… hasta que la conozcas. Algo te puedo adelantar: Cristo te ha enviado a extender su Reino, a llevar su Amor a las almas, y a atraer a las almas a su iglesia. ¿A cuántos has animado a que se confiesen últimamente? ¿A cuántos has invitado a asistir a misa? Ojalá, cuando te sientas morir, puedas decir «¡Misión cumplida!». Y no porque te hayan hecho caso, sino por haber quedado afónico y apaleado.

(TOC14)