Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

6 Julio, 2013 – Espiritualidad digital

Lo nuevo y lo viejo

lo nuevo y lo viejo    Habla Jesús hoy de “lo nuevo” y de “lo viejo”, y pienso en cómo se dan cita, en el hombre, lo mejor y lo peor. La misma persona que es capaz de rezar y comulgar también puede, cuando llega a casa después de la misa, enfurecerse con su familia y decir cosas terribles. En ocasiones, ni siquiera es necesario esperar tanto. En la misma puerta de la iglesia  tenemos muchas veces murmuradores y correveidiles. En muchos casos, ni siquiera se trata de hipocresía. Se arrepienten sinceramente de sus pecados y se confiesan, pero… Nunca logran vencerlos del todo. Estoy escribiendo como si yo no me incluyese. ¡Qué estúpido!

    Nadie echa un remiendo de paño sin remojar a un manto pasado… Tampoco se echa el vino nuevo en odres viejos. He ahí el motivo por el que necesitamos tanto la celebración como la penitencia. Con la penitencia y el ayuno procuramos erradicar el pecado. Y con la fiesta… ¡No se me adelante! No celebramos que hayamos vencido; eso será en el Cielo. Con la fiesta celebramos que Dios nos ama a pesar de todo. Y es tan grande su Amor, que hay más motivos para el optimismo que para el pesimismo.

(TOI13S)