“Evangelio

4 Julio, 2013 – Espiritualidad digital

Somatizando

somatizando    Como hace poco leímos el exterminio de Sodoma, no viene mal la anécdota que cuenta Sagrario Fernández Prieto en su libro “Palabras al aire”, dedicado a los gazapos que se escapan a periodistas y oyentes de radio y televisión. Cierto hombre que llamaba a un programa de consultas médicas comentó: «El doctor me ha dicho que tengo úlcera porque sodomizo todo con mucha facilidad». Obviamente, quería decir “somatizar”, no “sodomizar”.

    Viene a cuento. Muchas de las enfermedades –especialmente las nerviosas y psíquicas- que padece el ciudadano occidental del siglo XXI tienen su origen en un espíritu vacío de Dios. El ritmo de vida que llevamos, como si quisiéramos exprimir esta vida porque no tuviéramos otra, la falta de paz en los espíritus, las mil necesidades falsas que nos hemos creado… Todo ello destroza el alma, y el desperfecto acaba aflorando a través del cuerpo.

    ¿Tendríamos mejor salud si rezáramos más? Sin duda. Por eso, cuando Jesús dice al paralítico tus pecados están perdonados, la sanación del alma la festejan las piernas. A mí me parece algo de lo más normal. Y si la gente se confesase más, viviría mejor todo el mundo… Bueno, quizás con la excepción de los psiquiatras.

(TOI13J)