Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

2 Julio, 2013 – Espiritualidad digital

Dormir como un bebé

dormir como un bebé    A usted ¿qué le quita el sueño? ¿La crisis, la suegra, los problemas familiares, las enfermedades, los desprecios, Turquía, el fútbol, la depresión, la muerte?

    Se levantó un temporal tan fuerte que la barca desaparecía entre las olas; él dormía. Le diré lo que a Jesús no le quita el sueño: las tormentas de esta vida. Ya pueden estar las olas pasándole por encima, que duerme como un bebé. Precisamente, le sucede desde pequeñito. Cuando Herodes quiso matarlo y tuvo que huir a Egipto, sin llevar más que lo puesto y corriendo mil peligros, dormía como un lirón en brazos de su Madre durante el camino… Desde entonces, no ha cambiado en nada.

   No así los apóstoles: miedo, alaridos, angustia, prisas… ¡Señor, sálvanos!… Ésos si que no dormían.

    Ahora le diré lo que le quita el sueño a Jesús: muchas noches no durmió porque las pasó orando a su Padre. El Amor de Dios le quita el sueño a Cristo. Y la noche que medió entre el Jueves y el Viernes Santo, la pasó en vela sufriendo por los pecados de los hombres. Esos también le quitan el sueño.

    Ojalá usted y yo durmiéramos mejor muchas veces… Y peor otras.

(TOI13M)