Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

25 Junio, 2013 – Espiritualidad digital

La vieja senda

vieja senda    El Demonio es ingeniero de caminos (con perdón de los probos profesionales del sector), y ha construido una autopista que anuncia llevar al Cielo. Muchas áreas de descanso, amplios arcenes y buen “quitamiedos”, porque sabe de seguridad vial. No hay límite de velocidad, aunque está muy concurrida. La llenan conductores que dirigen su vida como quieren, haciendo su voluntad, y rezan al dios que creen llevar de pasajero. Eso sí, en el asiento de honor, el del copiloto, el del peligro. Si les adviertes que esa autopista acaba en el Infierno, te ignoran. Más de un accidente ha salvado la vida a alguno.

    ¡Qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que lleva a la vida! Por esa vieja senda sólo marchan caminantes ligeros de equipaje. Van tras la huellas del Pastor, y sus plegarias, a pesar del cansancio, de las heridas de las zarzas, y de las caídas, son plegarias de alabanza. No hay área de descanso hasta cruzar la puerta que corona el recorrido. Y esa puerta tiene forma de Cruz. Lo mejor es el Portero. Quienes recorren ese camino saben que sólo puede alcanzarse el Cielo cuando el hombre no tiene más tesoro que Cristo.

(TOI12M)