Evangelio 2018

21 junio, 2013 – Espiritualidad digital

¡Esto se hunde!

¡Esto se hunde!    Si te dijeran que tu casa va a saltar hecha pedazos en diez minutos, ¿serías tan bobo de abrazarte al televisor? Los hay que sí. Pero tú no. Tú, como eres listo, lo primero que harías sería sacar de casa a tu familia. Después, si queda tiempo, sacas también el televisor y la tostadora, por si acaso. Y después, ya desde fuera, ves la traca valenciana tapándote los oídos. Luego disfrutas del buen tiempo, y a otra cosa, digo, a otra casa.

    No atesoréis tesoros en la tierra, donde la polilla y la carcoma los roen. Entre la polilla de los disgustos y la carcoma de la vejez, esta casa va a desmoronarse en un momento. ¿De verdad te preocupa el coche nuevo, o lo bien que caes a los demás? No seas bobo. Y date prisa. Atesorad tesoros en el cielo. Primero saca a los tuyos al cielo. ¡Háblales de Dios, que se confiesen! Luego saca el coche, si quieres. Véndelo, da el dinero en limosna, y usa otro más modesto. Sal de casa: reza, comulga, lleva al cielo el corazón. Y después… Desde Casa de tu Padre puedes ver la traca. ¡Venga la muerte, que nos cogerá fuera!

(TOI11V)