Liber Gomorrhianus

11 junio, 2013 – Espiritualidad digital

El invento más terrible de los últimos cien años

burgues    Ni el ordenador personal, ni la bomba atómica, ni Internet, ni el exprimidor de naranjas eléctrico…  Definitivamente, el descubrimiento más espectacular de los últimos 100 años lo ha realizado quien encontró el modo de hacer compatible el cristianismo con la sociedad del bienestar, y después nos lo enseñó a todos. Ese tipo inoculó en la fe cristiana el germen de su autodestrucción. Y lo peor es que no podemos castigarle, porque ya está castigado. Hace mucho que Satanás recibió lo suyo.

    Id y proclamad que el reino de los cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad muertos… Luego viene el sermón del Demonio: «estas palabras son para los misioneros, para curas y monjas. Tú bastante tienes con sacar adelante a tu familia. Ve al trabajo, atiende a tus hijos, y enciende la televisión. Siéntate un rato al ordenador… ¡Ah, y reza, que así estará el espíritu más sosegado y más tranquila la conciencia!».

    ¿En qué se distingue un santo de un burgués “piadoso”? En que al santo su fe le lleva a perder la vida en los caminos gritando «Cristo». El burgués piadoso tan sólo consume religión, y lo hace para mejorar su calidad de vida. Nunca perdió nada por Dios.

(1106)