Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

31 Mayo, 2013 – Espiritualidad digital

Mírate por dentro

visitation    En términos generales, cabría decir que la gran carencia del cristiano de nuestros días es la vida interior. Aunque el tipo de vida que llevamos no ayuda, el verdadero problema lo constituyen la soberbia y las riquezas. Lleno de sí mismo y de cosas, al cristiano burgués no le cabe Dios dentro. Pero como tampoco quiere renunciar a Dios, decide echárselo por encima, y cubrir su vida regalada con devociones. Todo queda fuera. Para que ese cristiano tuviese vida interior, tendría que vaciarse, y eso es lo que no está dispuesto a hacer. Por eso la alegría es la gran ausente en su vida.

    Si hubiera que escenificar la vida interior, habría que elegir la imagen que nos presenta la fiesta de hoy. Tanto María como Isabel están llenas de Dios por dentro, incluso corporalmente, pues la una lleva en su vientre al Mesías y la otra al Precursor. Pero, sobre todo, en su alma y en su vida no hay cabida para nada que no sea Dios. Eso es lo que hace que desborden una alegría que jamás encontrará en las cosas ni en el relax de la oración el cristiano burgués. ¡Proclama mi alma la grandeza del Señor!

(3105)