Evangelio 2018

21 mayo, 2013 – Espiritualidad digital

Callar como muertos

Captura de pantalla 2013-05-20 a la(s) 21.06.18

    El silencio requiere una interpretación. Hay quien calla como un sabio y hay quien calla como un muerto. No es lo mismo callar para escuchar a quien habla, y medir las palabras para decir sólo lo oportuno, que callar por miedo cuando es preciso confesar la fe o defender al inocente.

    Cuando Jesús anunciaba a sus discípulos su Pasión, a ellos les daba miedo preguntarle. No querían hablar de ello, porque no estaban dispuestos a aceptar semejante destino. Preferían hacer como si Jesús no hubiera dicho nada, tener sus palabras por no pronunciadas, y hablar de otra cosa… Eso es callar como muertos.

    Cuando Jesús les preguntó: ¿de qué discutíais por el camino?, ellos no contestaron, pues habían discutido quién era el más importante. He ahí la “otra cosa” de la que prefirieron hablar, mirando al punto opuesto del que les señalaba Jesús. Ante la pregunta del Maestro, sintieron vergüenza y no contestaron. Eso también es callar como muertos.

    Mientras le interrogaba el Sanedrín, Jesús callaba (cf. Mc 14, 61). Cuando Herodes le interrogó, Jesús no respondió nada (Lc 23, 9). Callaban sus labios para que hablase su vida y gritase su muerte. Así calla Dios.

    Hay silencios y silencios.

(TOI07M)