“Evangelio

4 Mayo, 2013 – Espiritualidad digital

La mona vestida de seda

    Si el mundo os odia, sabed que me ha odiado a mí antes que a vosotros… Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán. ¿Y si el mundo no nos odia? ¿Y si no nos persiguen? ¿Y si, además, nos va bien, tenemos nuestras necesidades cubiertas, dejamos a los perros alimentados en el chalet antes de ir a misa, y hasta llevamos el teléfono móvil a la iglesia por si llama la tía Pili? ¿Y si toda nuestra tribulación es una “crisis económica” que nos impide ir de vacaciones a Venecia o reponer combustible en el utilitario?

     Entonces, una de dos: o ha llegado el Reino de Dios y un servidor no se ha enterado (¡Y con estos pelos!) o nos hemos mundanizado por dentro para vestirnos de piedad por fuera. Y no diré yo que haya que despojarse del piadoso abrigo, que más vale consumir religión que darse a la farlopa. Pero quizá fuera interesante abrir un poco los botones y mirar por dentro, al corazón, no vaya a ser que bajo esa vestimenta tan piadosa encontremos a un burgués que cree haber dado con la fórmula para tenerlo todo aquí sin perder lo de allí.

(TP05S)